Un momento malo no debe ser permanente

Cuando uno tiene un mal día, un mal mes o un mal año, aunque tenga ganas de quedarse en el suelo llorando, en la cama autocompadeciéndose y viva enfadado con el mundo por el daño que te hacen a veces... llega un nuevo día y hay que levantarse y recordar que los de alrededor no tienen la culpa.

Aunque si hay que llorar, se llora, si hay que gritar, se grita, porque callarlo todo tampoco es bueno, eso si, mañana levántate y mira todo con ojos nuevos, uno cosa es estar mal un día o permitirse estar mal un día y otra muy distinta es querer quedarse en ese dolor infinito, porque contra más piensa uno en ese dolor, más duele, sin duda. Contra más se autocompadece uno de si mismo, más hundido estarás en el pozo.

Así que busca tu momento para estar mal y consiente en estarlo, pero un momento, no una eternidad.

Comentarios

  1. Todos los días son distintos ya que cada día tiene algo de particular, con lo cual hay que mirar lo bueno de cada uno y acachar con lo malo con una sonrisa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hay que intentar dejar los malos rollos lo antes posible, todo los días amanece diferente.
    abrazosssssssssssss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.

Entradas populares de este blog

Blog registrado

Tutorial. Memories on tv. Edición de vídeo. Ponerlo en castellano.

Tutorial. Cuando Whatsapp no permite enviar imágenes por error de memoria.