Entradas

Mostrando entradas de septiembre 25, 2017

Tamara, la domadora de dragones. La liebre Juana. Jijijijiji. FELIZ CUMPLEAÑOSSSSSSSSSSSSSS.

Imagen
Ah pero…
Tengo que suponer que no te lo has creído. Estoy seguro de que habrás estado esperando por si salía algo más.
Quizás te hayas cansado de esperar y te hayas dormido sabiendo que no doy para más. Una de esas cosas desearía que hubiera pasado. Imposible será que mi plan haya salido bien. Es fácil que no hayas pegado ojo revisando mi blog o Acompáñame por si te quise timar. Raro es que me salgan los planes bien, por eso ni los planeo. Otra vez será mi querida profe Tamara, no me sale ningún relato para ti este año, descansa.















Pues sí que tenía FRÍO el escritor ese día pero bueno, como él no tenía que hacer otra cosa que escribir y su Alter Ego, es decir yo, no tenía más misión que trolear, pues no había ningún problema, los protagonistas, las plantas, bichos y cualquier cosa que salga en el relato, harán todo el trabajo sucio.
AVISO:
Esto es ficción, no se puede abrazar a los protagonistas, ni comérselos, ni cazarlos ni nada.
QUEDA TERMINANTE PROHIBIDO echarles de comer, hablarles, enseñar…

Tamara, la domadora de dragones. La liebre Juana.

Imagen
Tamara, la domadora de dragones:
LA LIEBRE JUANA.
El día estaba bastante revuelto en ese tramo que va desde principios de Otoño hacia el furioso siempre desenlace en el que desemboca el Invierno.
Bueno, no por esa zona, la verdad. Allí el Invierno era meramente simbólico, llegaba pero prácticamente, solo de nombre ya que casi nunca hacía FRÍO.
Este día sí era FRÍO, es más, era MUY FRÍO.
Aunque eso no tiene nada que ver con esta historia, solo es un poco de rollo que os mete el escritor para pasar el rato, la verdad. Nadie le paga para ser sincero, pero él, LO ES.
O NO, tal vez el escritor tuviese frío en esos momentos pero suponemos que no porque él no sabe lo que es el frío, el calor, la pena, la alegría, la paz, la guerra, la valentía, ni el miedo.
Lo que sí es, es temerario, tan temerario que se va a pasar todo este relato dando vueltas y vueltas para, al final no decir nada, así que, si fueses sensato, realmente sensato, dejarías de leer YA.














Tal vez no sea sensato, y eso te honra. …