Echemos unas risas o algo.

Pues eso.
Si habéis leído el título ya podéis empezar a hacernos reír o a mí solo.
Claro, os tengo mal acostumbrados.
Todas las semanas buscándoos cositas para intentar que sonriáis de oreja a oreja y jamás lo he conseguido así que me declaro en huelga.
EL QUE QUIERA REÍR POR SU CUENTA YA SABE LO QUE TIENE QUE HACER.

Ah, que es difícil eso.
También lo sé y lo comprendo.
Yo jamás reí pero no por no saber, fue por no querer.

Dicen que si ríes una vez al día vives 5 minutos más pero también dicen que si ríes 10 pierdes 10 minutos de tu vida de gruñir, así que a ver a quién haces caso.

Yo a nadie, no reiré jamás y punto.

Ah ya, os estáis haciendo una imagen de que imito al gran Eugenio
Pero no, él reía para dentro, yo para ningún lado.
Me gusta veros reír, eso sí pero como no lo hacéis pues yo gruño cada vez más y luego no duermo por las noches.

No se me ocurre nada para solucionar mi mal.
¿Os atrevéis a estirarme la comisura de los labios con algún evento o aventura rara que os haya pasado?

Es un RETO.

Os toca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Blog registrado

Tutorial. Memories on tv. Edición de vídeo. Ponerlo en castellano.

Tutorial. Cuando Whatsapp no permite enviar imágenes por error de memoria.