¡Acompáñanos!

BUSCADOR PARA EL BLOG

gadgets para blogger
Escríbenos a: irisamigos@hotmail.es

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Debido a los problemas que estamos teniendo para ver cual es vuestro blog y devolveros la visita, os pedimos que cuando os hagáis seguidores nos dejéis un comentario con vuestro blog, muchas gracias, os añadiremos de igual modo en nuestra pestaña de seguidores.

miércoles, 3 de junio de 2015

Anécdotas sin acritudes.

Bueno, bueno, bueno.

Pues aquí estamos de nuevo en esta, vuestra sección de humor (o lo que salga).

Hoy iremos con algunas anécdotas científicas y de personajes de la historia, a ver qué tal se nos da la cosa.

Las preguntas del examen.

   Se cuenta que un alumno universitario a mediados del siglo XX volvió al cabo de unos años al departamento de física en el que había estudiado y al ver un examen le comentó al profesor:
"¡Las preguntas son las mismas que cuando yo me examiné!".
"Cierto," le contestó el profesor, "pero las respuestas de este año son todas diferentes".


El Peso del Cerebro

  Bischoff fue uno de los anatomistas de mayor prestigio en Europa en los 1870's. Una de sus ocupaciones era el pesar cerebros humanos, y tras años de acumular datos observo que el peso medio del cerebro de un hombre era 1350 gramos, mientras que el promedio para las mujeres era de 1250 gramos.

   Durante toda su vida utilizo este hecho para defender ardientemente una supuesta superioridad mental de los hombres sobre las mujeres. Siendo un científico modelo, a su muerte dono su propio cerebro para su colección. El correspondiente análisis indicó que pesaba 1245 gramos.

Como os habréis dado cuenta, a veces es mejor estar callado que abrir el pico.


Cansado de su mujer

Al poeta y dramaturgo François Le Métel de Boisrobert le fueron con el chismorreo de que su esposa le era infiel con un amante.

Sin inmutarse soltó:

«La verdad es que me importa un bledo. Al final se cansará de ella como me he cansado yo»


Siempre hay alguien que lo es más que tú...

Tras ser consagrado como obispo, un joven religioso le dio efusivamente las gracias a Philippe Cospéan, el prelado que había oficiado la ceremonia.

«Por Dios -respondió Cospeau- soy yo quien debería dároslas a vos, pues antes de haceros obispo yo era el obispo más feo de toda Francia»

5 comentarios:

  1. Bischoff a lo mejor sin saberlo era mujer. Ja ja ja
    después de esto creo que poco de sex ja ja ja.
    Posiblemente una pregunta en el tiempo tenga distintas respuestas. Cada vez sabemos más.
    El de la mujer fue el más listo de la clase. Quien da recibe

    ResponderEliminar
  2. Bischoff a lo mejor sin saberlo era mujer. Ja ja ja
    después de esto creo que poco de sex ja ja ja.
    Posiblemente una pregunta en el tiempo tenga distintas respuestas. Cada vez sabemos más.
    El de la mujer fue el más listo de la clase. Quien da recibe

    ResponderEliminar
  3. Uy las cosas que se aprenden te mando un beso

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias me han dado un rato de esparcimiento, riendo con estas anécdotas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. jejeje ese del amante me ha gustado mazo jajajaj
    un abrazo perdido jeeejejej

    ResponderEliminar

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.