¡Acompáñanos!

BUSCADOR PARA EL BLOG

gadgets para blogger
Escríbenos a: irisamigos@hotmail.es

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Debido a los problemas que estamos teniendo para ver cual es vuestro blog y devolveros la visita, os pedimos que cuando os hagáis seguidores nos dejéis un comentario con vuestro blog, muchas gracias, os añadiremos de igual modo en nuestra pestaña de seguidores.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Animales en peligro de extinción: El elefante asiático


     El elefante es el animal terrestre más grande del planeta, aunque el elefante asiático es ligeramente más pequeño que su primo africano. Se puede identificar al elefante asiático por sus orejas, que son redondas y más pequeñas. (La forma de las orejas de los elefantes africanos recuerda al continente africano.)
     Las orejas de los elefantes irradian calor para ayudar a refrescar a estos enormes animales, aunque a veces no es suficiente. A los elefantes les encanta el agua, y disfrutan duchándose. Para ello, absorben agua con la trompa y se la rocían encima.
     La trompa del elefante en realidad es una larguísima nariz multiusos: sirve para oler, respirar, barritar, beber y agarrar cosas, especialmente las que se pueden comer. Solo en la trompa tienen unos 100.000 músculos diferentes. Los elefantes asiáticos tienen una protuberancia parecida a un dedo en el extremo de la trompa que les permite agarrar objetos pequeños. (Los elefantes africanos tienen dos.)
     Los elefantes usan los colmillos para cavar en busca de raíces y agua, arrancar la corteza de los árboles e incluso luchar entre ellos. Por desgracia, su marfil les ha dado muchos problemas. Al ser tan valioso para algunos humanos, muchos elefantes han sido abatidos para conseguir sus colmillos. En la actualidad este comercio es ilegal, pero no ha desaparecido del todo.



     Los elefantes comen raíces, hierba, fruta y corteza, y lo hacen en grandes cantidades. Un elefante adulto puede consumir hasta 135 kilogramos de comida en un solo día.
     Estos voraces animales no duermen mucho, y recorren grandes distancias en busca de las enormes cantidades de comida que necesitan para sustentar sus ingentes cuerpos.
     Las hembras viven en manadas familiares con sus crías, mientras que los machos suelen vagar en solitario.
Tener un bebé elefante es un compromiso muy serio. El embarazo de las elefantas dura más que el del resto de mamíferos, casi 22 meses. Las elefantas suelen dar a luz una cría cada dos o cuatro años. Al nacer, los elefantes ya pesan unos 90 kilogramos y miden un metro de alto.
Los elefantes asiáticos han sido domesticados desde hace miles de años. Estas poderosas bestias se han empleado para mover objetos pesados, como árboles caídos, para transportar a humanos e incluso para luchar en guerras.

     Porque están en peligro de extinción:
     El elefante asiático ocupaba un amplio territorio que se extendía desde Siria hasta China, pero hoy en día todo se reduce al sureste asiático. Se necesitan urgentes medidas para la conservación de ejemplares libres, ya que el número de elefantes domesticados cada día crece más, existen unos 16.000 en Asia y 1.500 entre Europa y Norte América. Su extinción es una muerte anunciada desde hace años, en la actualidad desaparecen más del seis por ciento de la población por conflictos con el hombre por el territorio.
     El hombre siempre ha utilizado al elefante como animal de carga o como atracción turística, de ahí la cantidad de plantígrados domesticados. La población humana que vive en el mismo territorio, alcanza ya el veinte por ciento de la población mundial y crece cada año un uno por ciento, esto lleva no sólo a la invasión continuada y creciente de los territorios que llevan ocupando los elefantes desde tiempos inmemoriables, sino que también se destruyen los corredores naturales que los elefantes utilizan en la búsqueda de agua y alimentos, dichos corredores son auténticos pasillos migratorios para la vida de éstos animales.
     Los altercados entre los elefantes y los hombres se suceden a diario por la lucha por el territorio de tal forma que cada año mueren por un lado unas 300 personas y por otro estos hermosos ejemplares. Los elefantes avanzan arrasando cultivos, poblados y destrozan todo lo que encuentran a su paso, así que el hombre se defiende envenenando los cultivos, realizando todo tipo de trampas y batidas con tal de expulsarlos de los únicos recursos que tienen para sobrevivir, todo ello ante la pasividad administrativa de sus gobiernos.
De todos modos, la destrucción de su hábitat natural para dejar paso a la agricultura y el hecho de que los animales domesticados casi no se reproduzcan han situado a la especie igualmente al borde de la extinción.
Fuente: National Geografic, wikipedia, Otro mundo es posible

Este es el último de los animales en peligro de extinción que vamos a tratar a partir del próximo post que haga será de animales extintos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.