Quien te enfada, te domina


A Buda parecían dejarle impasible los insultos que le lanzaba aquel visitante. Cuando, más tarde, sus discípulos quisieron saber cuál era el secreto de su imperturbabilidad, él dijo:
“Imaginad lo que ocurriría si alguien os ofreciera algo y no lo tomarais; o si alguien os enviara una carta y os negarais a abrirla: su contenido no os afectaría en lo más mínimo, ¿no es así? Pues haced lo mismo cuando os injurien, y no perderéis la calma.”

La única clase de auténtica dignidad es la que no sufre menoscabo con la falta de respeto de los demás. Por mucho que escupas a las cataratas del Niágara, no lograrás reducir su grandeza.

Comentarios

  1. Tienes razón , pero aveces es muy difícil no enojarse. Les mando un beso

    ResponderEliminar
  2. Que gran razón y qué dificil.
    Hoy necesitaba esta reflexión gracias

    ResponderEliminar
  3. Definitivamente es como debe ser. Pero dificil, pero muy dificil no enojarse.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muy buena enseñanza que pienso hacer muchísimo caso. Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que os haya gustado.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Saluditos (ɔ◔‿◔)ɔ ♥

    ResponderEliminar
  6. la verdad es que si a veces habria que hacer eso , pero no se consigue siempre

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.

Entradas populares de este blog

Blog registrado

Tutorial. Cuando Whatsapp no permite enviar imágenes por error de memoria.

Tutorial. Memories on tv. Edición de vídeo. Ponerlo en castellano.