¡Acompáñanos!

BUSCADOR PARA EL BLOG

gadgets para blogger
Escríbenos a: irisamigos@hotmail.es

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Debido a los problemas que estamos teniendo para ver cual es vuestro blog y devolveros la visita, os pedimos que cuando os hagáis seguidores nos dejéis un comentario con vuestro blog, muchas gracias, os añadiremos de igual modo en nuestra pestaña de seguidores.

jueves, 20 de febrero de 2014

La Hora Curiosa. A vista de caracol.


Desde los albores, la humanidad siempre se ha preparado para la velocidad, para hacer las cosas lo más rápido posible, para llegar a los sitios rápidamente y regresar cuanto antes a su lugar de partida.
Muy atrás quedan los tiempos en los que se tardaban meses en ir de una provincia a otra, incluso ahora hay gente que jamás vio el mar, que, salvo por asuntos de desplazamiento porque no haya más remedio, jamás salió o saldrá de su lugar de origen.

Otros son unos culos inquietos y viajan mucho. Atraviesan países a menudo y bueno, ahí están las cifras de velocidades de desplazamiento.
En avión ya se viaja a más de 1000 kilómetros por hora.
En tren de alta velocidad ya hay proyectos para que se consiga ir a más de 500 kilómetros por hora.
Lo que se queda un poco flojo es el viaje en mar pero es que el mar es mucho mar.
Incluso los coches son rapidísimos. En poco más de 150 años hemos pasado de ir a la "loca" velocidad de 10 kilómetros a la hora, a lo que ahora puede hacer casi cualquier utilitario, que más o menos, así de los normalitos, podrían coger los 180 kilómetros (si nos dejasen las autoridades) y ni que decir tiene de los super coches, esos que se ponen de 0 a 200 kilómetros a la hora en menos de 8 segundos.

No sé para qué os digo todo esto si ya lo sabéis de sobra, a lo que vine y he venido es para comentaros esta foto.

El hombre perdió la noción de las cosas desde que la velocidad, el estress y las prisas se metieron en nuestras vidas.
No les pasa eso a los caracoles, esos bichitos de los que nos reímos tanto por su lentitud. 
Ellos sí pueden apreciar las cosas que pasan a su alrededor tal como son, a vista súper rápida.

Así que no dejéis que las prisas por llegar a los sitios o hacer las cosas os priven de admirar la belleza de lo que pasa a nuestro alrededor.

Amén.


9 comentarios:

  1. ¿Te crerías si te digo que un día me pasé casi media hora tumbada en el campo viendo el ir i venir de unas hormigas desde el hormiguero a un trocito de magdalena que yo había puesto como cebo?, son increiblementee activas y disciplinadas.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Qué razón tienes amigo. La velocidad a la que nos somete esta sociedad en la que vivimos, es el peor enemigo del ser humano. Cada vez en menor medida, pero aún quedan pueblos que no han sucumbido a este derroche de tiempo acelerado que nosotros consumimos,y siguen sus vidas caminando como los caracoles, despacio y con buena letra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si! La vida se ve más bonita si te paras un momento para observarla, si vas con prisas te puedes perder muchas cosas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, te mando un beso

    ResponderEliminar
  5. jejeje vaya foto más guapa que has puesto como modelo de que el tiempo se detiene a veces, solo cuando tu deseas que se detenga aunque solo sea un instante, jejeje
    Prisas prisas y mas prisas vaya rollo jeje
    un abrazote majete

    ResponderEliminar
  6. Hola Dany , la verdad es que si ... No sabes lo que daria yo por tener un día como el de estos caracoles , por cierto la foto es chulisima , te deseo un feliz fin de semana , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  7. Y que verdaderamente bello sería vivir así jejeje, a paso lento, sin prisas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Dany: La entrada es genial al igual que la foto!!! La verdad que agradezco cada día tomarme aunque sea media hora para observar y aprender de la naturaleza....El tiempo es importante pero correr no garantiza que lo utilices bien ; )
    Me encanta ver a los caracoles, desde niña me ha fascinado y las hormigas, 100 pies, los bichos bolitas, las lombrices, en fín son tantas las creaciones de Dios para comtemplar y así darnos cuenta que de vez en cuando debemos parar y volver a reajustar el sentido de nuestra vida, para que no llevan prisas y pasemos por alto, los detalles que crean recuerdos, alegrías, etc....
    Besitos >.<

    ResponderEliminar
  9. Pues estoy de acuerdo contigo en que es muy importante "bajar el ritmo" y tomarse más tiempo para todo...; sin duda, es uno de mis retos...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.