¡Acompáñanos!

BUSCADOR PARA EL BLOG

gadgets para blogger
Escríbenos a: irisamigos@hotmail.es

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Debido a los problemas que estamos teniendo para ver cual es vuestro blog y devolveros la visita, os pedimos que cuando os hagáis seguidores nos dejéis un comentario con vuestro blog, muchas gracias, os añadiremos de igual modo en nuestra pestaña de seguidores.

lunes, 30 de septiembre de 2013

EL HAYA

EL ARBOL DEL CONOCIMIENTO.
EL HAYA:    (Fagus sylvatica).



Si existe un árbol además del Tejo (Taxus baccata) que simbolice la magia, la atracción, las leyendas y la amistad con el ser humano desde tiempos inmemoriales ese es el haya.
El nombre se deriva de la denominación romana (fagus) procedente del vocablo griego (phegos)  <comestible> aludiendo a su fruto. El específico (sylvatica) se refiere a la capacidad de formar bosques, selvas.
En un principio se empezaron a coser varias tablillas de hayas unas con otras, lo que dio lugar a una nueva forma de preservar el conocimiento: el  Libro. En algunas lenguas la palabra equivalente a libro deriva de la que significa haya. Así, en anglosajón tenemos bok (haya) y bec (libro) en alemán moderno Buche (haya) y buch (libro) y en sueco bok (haya) y bok también (libro).
Como árbol el haya es impresionante, puede llegar fácilmente a 35, 40 m de altura y su aspecto es distinto dependiendo de si se la encuentra formando bosques o en solitario. En el primer caso las ramas son ascendentes y aparecen más arriba de la mitad del tronco, mientras que en el segundo caso salen  hacia la mitad y son horizontales. Se disponen posición horizontal interceptando los rayos solares de esta manera la vegetación a los pies del haya es muy limitada. En una visita a  un hayedo, un ingeniero nos explico que el haya poseía propiedades alelopáticas que como recordareis es la producción  de ciertas sustancias químicas que inhiben el crecimiento de las plantas que se encuentran a su alrededor. A mí personalmente me coge la duda de si la razón  de su poca competencia vegetativa se debe a lo anteriormente expuesto en la limitación al paso de la luz, pero “ojo” esto es sólo opinión mía y no tengo pruebas satisfactorias  así cada uno puede sacar su conclusión.



La raíz  principal es muy potente, las secundarias también son muy fuertes y desarrolla raíces laterales superficiales.
Las hojas de las hayas son de 4 a 9 cm de longitud,  ovaladas y un poco aserradas es decir parece que tienen dientecillos como las sierras. Ahora bien lo verdaderamente curioso de sus hojas es que en la parte superior más lustrosa (haz) y a lo largo del nervio principal tienen una fila de finos pelillos que la recorren de punta a punta y cuya función parece ser que es limitar la evaporación. El tronco aparece a menudo sobre todo en ejemplares adultos recubierto de musgos y líquenes lo que le da un aspecto de cuento verdaderamente precioso. El haya es vecera es decir puede dar muchos frutos un año y pocos o ninguno en otros, yo creo que de esta manera se asegura no tener predadores especializados en alimentarse de ella porque no es segura todos los años, y así reproducirse con más garantías (otra opinión mía).
Existe un bosque de hayas en algún lugar de Gran Bretaña (pero no me acuerdo donde lo leí) cuyos individuos han crecido con formas increíblemente caprichosas, retorcidas imposiblemente, tumbadas, con sus troncos en zigzag etc, etc, etc. Volviendo locos a los científicos que no encuentran explicación lógica a este fenómeno, barajándose hipótesis de radioactividad,  química del suelo e incluso los más atrevidos se atreven a especular con indicios extraterrestres, (como me gustaría pasar por allí).
En la Península existen varios lugares con hayas centenarias, La Selva de Irati, l Hayedo de Tejera Negra, el de Montejo de la Sierra, sin embargo estas hayas son jóvenes en comparación con el haya de Montigny en Francia a la que se le calculan unos 900 años con un tronco de 8 m de circunferencia.
También el haya se encargó de proporcionarnos calor al hogar y en aquel entonces se encontraban numerosas carboneras por los distintos bosque de estas.



Pasear por un hayedo y revolcarse en sus hojas es un placer para  el que no encuentro palabras descriptivas.
Johannes Gutenberg inventó la imprenta hacia 1540. Según una curiosa leyenda, se inspiró al ver como una carta que había tallado en corteza de haya dejaba grabado su contenido en el papel en que iba envuelta, y en Westfalia (Alemania del siglo XVIII) se decía que los bebes salían del tronco hueco de un haya en vez de traerlos la cigüeña.
Como hemos podido ver el haya no solamente ha proporcionado al ser humano alimento con sus frutos o calor con su madera, sino también sustento para el intelecto por lo que  podemos decir que en el haya convergen la tradición del Árbol de la vida y Árbol del conocimiento.




HACEDME EL FAVOR DE SER FELICES    KARRAS.

10 comentarios:

  1. Muy completo e interesante estudio del haya, que si el amor viene del conocimiento ya estoy empezando a querer a tan bello y majestuoso árbol.
    Un abrazo.
    André

    ResponderEliminar
  2. Bien documentada entrada que merece la pena leer y conocer. En mi infancia sólo conocí un espécimen; luego en el País Vasco me maravilló ver inmensos hayedos muy tupidos y umbríos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Jo, como me ha gustado saber la historia del haya. Me parece un arbol divino, su fortaleza y sus hojas en otoño, me impresionan. Nada, que el roble y el haya son mis arboles preferidos
    Gracias por la informacion
    besitos

    ResponderEliminar
  4. que hermoso e imponente árbol. bellas fotos, bella entrada! excelente inicio de semana!

    ResponderEliminar
  5. Una entrada preciosa, Karras, muchas gracias por compartir tus conocimientos; este árbol es majestuoso.

    Besos, feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola mago, es un árbol precioso, bueno y que árbol no es bonito verdad?, solo que cada uno tiene sus cosillas y su belleza particular:), y de los que nos vas hablando casa uno es así, al menos a mi me encantan y mas con tu conocimiento los vamos conociendo y aprendiendo a quererles, debe ser una pasada ver un bosque de hayas y revolcarse en sus hojas como dices, como los niños haciendo travesuras:), lo que si debe ser un pasote ver es el haya que tantos años tiene de Montigny, y lo que también me ha llamado la atención es las llamadas carboneras, hay que tener gracia para montarlas así y que no se caigan, bien llamado Árbol de la vida y Árbol del conocimiento por todo lo que nos da, gracias mago por enseñarnos cada día algo nuevo de Gaia:)

    Montón de besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Uno de los árboles más impresionantes y hermosos que jamás he visto.
    Por la zona en la que vivo no se ven árboles así. Tenemos pinos. En el parque de mi antiguo colegio hay un eucalipto que dicen que es centenario. Pero jamás he visto un árbol tan majestuoso como el haya. ¡Es impresionante!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Yo voto porque necesitan tanto agua, por sus raíces tan potentes que no pueden dejar que otras plantas cerca se lo quiten... pero vamos que es que yo de árboles no tengo ni idea jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Todo árbol grande es así mi pino tuvimos que sacarlo ya que podía carse en medio de mi casa. Un beso y buena semana .

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que esos arboles majestuosos que hay en el Hayedo hacen que año tras año desees volver para contemplarlos de nuevo. Esa que tenemos fotografiada que parece una mano con sus dedos es la bomba, nunca he vista una mas hermosa que ella.
    Bonito documento el de hoy querido.
    un abrazo torpedo

    ResponderEliminar

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.