¡Acompáñanos!

BUSCADOR PARA EL BLOG

gadgets para blogger
Escríbenos a: irisamigos@hotmail.es

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Debido a los problemas que estamos teniendo para ver cual es vuestro blog y devolveros la visita, os pedimos que cuando os hagáis seguidores nos dejéis un comentario con vuestro blog, muchas gracias, os añadiremos de igual modo en nuestra pestaña de seguidores.

lunes, 9 de septiembre de 2013

EL AILANTO

AILANTO   Ailanthus  altissima Swingle

L o que más me ha llamado la atención de este hermoso árbol, siempre ha sido su poder de adaptación.  Es capaz de desarrollarse casi en cualquier superficie.
Le he visto en sitios desolados, terrenos baldíos, márgenes de los ríos e incluso en alguna ocasión, bajo una capa de agua salada.


Su tronco es recto, puede alcanzar fácilmente los 30m de altura y su corteza gris y muy fina nos recuerda al haya. Sus raíces se extienden  a mucha distancia y sobre ellas suelen crecer nuevos y vigorosos brotes de tal modo que en algunos ríos parecen formar pantallas de protección entre todos. Su ramificación es muy densa con muchas yemas redondeadas. Sus hojas recuerdan un aire tropical y están compuestas por unos 30 foliolos o más.
Sus flores son de color amarillo-verdoso y crecen a principio de verano (aunque con estos cambios te puedes llevar sorpresas) dando lugar más tarde a unos hermosos frutos de color naranja al rojo en un precioso contraste con el oscuro follaje. El ailanto de las fotos lo encontré por casualidad en una carretera de Toledo y me llamó poderosamente la atención su colorido. Ese mismo fin de semana ya estaba sacando fotos jajaja.
Para algunos sus flores desprenden un olor desagradable (yo no lo creo así, solamente es distinto a las perfumadas) y poseen un néctar que atrae a los insectos polinizadores. Parece que las abejas encuentran aquí una buena fuente para su miel y no les afecta ese olor anteriormente citado. Alrededor de Septiembre maduran los frutos llamados sámaras, por tener una larga membrana alada y se encuentran en grandes racimos colgantes. En algunas ocasiones aguantan incluso el invierno encima del árbol.



Su crecimiento es rápido de verás. Los brotes jóvenes pueden alcanzar tres metros en un año. Soporta muy bien  las enfermedades, los insectos, las atmosferas contaminadas, pero no es muy longevo. Los ejemplares más antiguos es raro que sobrepasen el siglo de edad. El Ailanto fue encontrado en china por un misionero Jesuíta.  Su madera es fácil de trabajar pero su calidad no es muy buena que digamos. Además como combustible tampoco es conveniente porque estalla proyectando pavesas encendidas, (vamos para una broma mientras te calientas ¿verdad?).
Es un árbol creo que muy conveniente para plantar alrededor de vertederos ya que como antes hemos dicho se adapta a cualquier suelo y evitarían las vistas de estos con su efecto pared.
Se dice que una partida de pajarillos huían de una tormenta y encontraron un árbol de muchísimas ramas donde refugiarse. Así abrazados a sus ramas, hojas y frutos lograron resistir el embite furioso de las aguas que arrojaban las negras nubes. Al acabar la inclemencia meteorológica se miraron entre ellos y muchos de los acogidos, habían adquirido un rojizo color en sus emplumados pechos.  Los indígenas de entonces los bautizaron como “Yu-ing-cheng-ya” (los refugiados del pecho rojo) con el tiempo el nombre derivó en “petirojos”.



Cualquier parecido con la realidad de la leyenda es pura coincidencia ya que tan solo es producto de haber pasado una tarde calurosa metido en casa.


HACEDME EL FAVOR DE SER FELÍCES        KARRAS.

8 comentarios:

  1. Hola compi, me gustan las especies y plantas resistentes a casi todo. La adaptación está con ellos y la "fuerza".

    El aislante este es un vividor de la leche.

    Saludosssss

    ResponderEliminar
  2. Estoy disfrutando conociendo otras especies y sabiendo más de ellas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola mago, la verdad que este árbol es muy bonito y sus flores o frutos lo mismo, enfrente de mi casa tengo dos de ellos y están en un chaflán cada uno digamos en una esquinita pero están muy cerca uno del otro y ahora precisamente están preciosos con todo el colorido de las flores, ese contraste del verde y el rojizo de ellas es muy bonito, de siempre me gusto ese árbol, de echo hace años quise comprar uno o dos para plantarlos allí en el campito nuestro:), la leyenda mago no me extrañaría que hubiese pasado de verdad:), gracias por hacernos disfrutar tanto de la naturaleza:)

    Miles de besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Un hermoso ejemplar, cuya fortaleza y resistencia hace que pueda crecer en cualquier suelo. Me gustó la leyenda amigo, si se prodiga de boca en boca, en un tiempo pasará por verídica, ya que es muy ocurrente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que genial la leyenda, me gusta mucho jejeje, y mira que casualidad Samaras, nacen en septiembre y yo cambio una letra y quito otra y nací en septiembre jejeje. Los humanos a veces deberíamos tener ese poder de adaptación. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Sin dudad un árbol singular el ailanto. Es cierto que cuando tiene esos colores se ve precioso.
    Muy buena tambien la leyenda que nos cuentas, a pesar del calor, jajaja
    un abrazo torpedo.

    ResponderEliminar
  7. No se si os habeis fijado, pero en todas las estaciones de trenes al lado de las vias aparece este arbol. Se comporta como una "mala hierba" pero en arbol debido a que semilla que cae, arbol que sale. Tambien lo veo mucho en los descampados y solares en medio de los pueblos y ciudades. Fantastico artículo

    ResponderEliminar
  8. Jo, yo no me fijo en las estaciones de los trenes na más que en las pelirrojas, por si tropiezan o algo y las ayudo.
    grr, a la próxima me fijo en los amiantos, sí.

    ResponderEliminar

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.