¡Acompáñanos!

BUSCADOR PARA EL BLOG

gadgets para blogger
Escríbenos a: irisamigos@hotmail.es

Lee el blog en...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Debido a los problemas que estamos teniendo para ver cual es vuestro blog y devolveros la visita, os pedimos que cuando os hagáis seguidores nos dejéis un comentario con vuestro blog, muchas gracias, os añadiremos de igual modo en nuestra pestaña de seguidores.

jueves, 1 de noviembre de 2012

El goce de las pequeñas cosas.


Maite Bayona nos muestra en su último trabajo, publicado por Ediciones Obelisco, cómo la gestión de nuestro espacio mental es vital para poder sentirnos en plenitud, desarrollar todo nuestro potencial y hacer realidad nuestros sueños. Pero hay actividades y actitudes que expanden la mente y otras que la contraen. 

En un día cualquiera tenemos multitud de cosas por hacer y muchas de ellas estamos deseando quitárnoslas de encima. Debemos concentrarnos sólo en una y hacernos conscientes de los cinco sentidos que están interviniendo en cada acto que realizamos. La apatía y la tristeza son estados mentales que desaparecen por sí solos cuando ponemos plena atención en aquello que hacemos.
La autora nos invita con El goce de las pequeñas cosas a hacer espacio en nuestra vida para serenarnos y poder ver las cosas con una nueva mirada que nos permita volver a experimentar el alma de las cosas más simples. “La plena atención y la apreciación de los detalles nos puede devolver algo de la alegría y de la vitalidad perdida. Dentro de una crisis nuestra mente se llena de siniestras conjeturas; si bien el momento es muy duro, no por angustiarnos y dejar de vivir los pequeños momentos de conexión con la vida vamos a mejorarlo, más bien todo lo contrario. Dentro de mis propias incertidumbres he podido reencontrarme a mi misma en las cosas más insignificantes; empezar por lo más pequeño es una buena forma de regresar a nosotros. Detente y mira. Tu vida está ahora aquí en lo que tienes delante. No corras. Respira muy lentamente y mira otra vez. Nadie puede robarnos esas pequeñas cosas excepto nuestra mente veloz. La vida está hecha de fragmentos delicados que la mente acelerada no puede percibir. Si pararse a oler las flores te parece demasiado bucólico, te diré que si te detienes podrás captar a través de una lente ampliada muchas más texturas y sentir mil matices que ahora, si vives a una velocidad vertiginosa, se te escapan. Esta forma de vivir nos resta sensibilidad y acabamos dando por supuestas todas las cosas buenas que tenemos.”

3 comentarios:

  1. No conocìa a la autora ni al libro, tomo nota para próximas lecturas. Gracias por compartir

    un abrazo


    fus

    ResponderEliminar
  2. De nas fus ya me contarás si lo coges.

    Bsossssss

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartirnos, me parece de una temática muy interesante y para los tiempos que corren, mucho más.

    Saludos

    ResponderEliminar

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.