Tengo una carta para.... Anónimo ataca de nuevo. No sé más.

Otro nuevo email por parte del "Anónimo" , no quiere revelar sus datos, claro está, como todo anónimo que se precie.

Pero bueno, me dejó en el email, un poema, poesía, como queráis llamarlo.

Y bueno, no dice tampoco para quién va destinado, así que me quedo igual que siempre.

Yo os lo pongo tal cual y también me dijo que si le podía poner una canción, supongo que será un vídeo.

La canción quería fuese la de "Abrázame muy fuerte" de Mark Anthony y bueno, he visto que hay varias versiones, como es un poema así ploffffff, pondré la más lentita, si quiere otra, el anónimo no tiene nada más que darme el link de la canción, que no soy adivino, grrrrrr.


Aquí está el poema.


Quédate conmigo


Quédate conmigo, 
serena,
calmada como un atardecer de nubes y de besos.
Cercana a mi espíritu y mi pecho,
como la joven primavera q ahora nos envuelve.
Quédate junto a mis dichas y mis desvelos,
junto a mis dudas, 
junto a mis besos y mis abrazos.
Que la mañana nos devora, y nos aleja;
q la mañana es el tiempo, 
q la sonrisa de tu cuerpo es un efímero regalo. 
Que tú me perteneces, 
y q yo te extraño. 
Que ya no quedan dudas q interponer,
para el roce, ni la locura. 
Que te amo.


Está la verdad tan cerca, 
q ya te siento. 
Que me batallan las noches cuando duermes. 
Que me apresuran los minutos a deshacerte,
rosa de tu alma,
joya de mi deseo.
Que te codicio, 
q te construyo,
catedral de mi consuelo.
Que te persigo, 
cuando te vas llevando ocasos en tus ojos
a recorrer el mundo cotidiano de la vida.


Tú me sorprendes, 
con el misterio de tu sencillez enorme.
Tú me das fuerzas 
cuando se me quiebra la palabra 
y aparece la desdicha.
Eres mi fe y mi baluarte,
mi general y mi sentencia,
la tranquilidad de mi corazón,
la fragilidad de mis horas
cuando pasan los minutos.
Si acaso te marcharas, 
cómo no fuera mi mentira,
cómo no fuera.
Cómo no existiera el orbe infinito del poema,
cómo no existiera;
Como no amaras,
morirían los árboles y la tierra q alimentas,
morirían las lunas y los soles,
morirían si no amaras. 
Desplegarían sus voces las montañas, 
y recorrerían los ríos la pena de los hombres.
Si acaso te marcharas,
olvidarías q te quise. 
Olvidarías,
más promesas q palabras,
la confianza del mañana.
Por tanto,
no hay lugar para la huida de mis ojos,
ni escondite para tu boca de mis besos.
No hay tanta luz para dar sentido a este mundo 
q la de tu pecho, 
q me yergue entre todos y todo;
Que lo imposible es el contenido más certero
para llamarte día a día. 
Que te quiero. 
Que me encuentro más pequeño 
cada vez q te me ofreces.
Que me ofreces la vida,
que me ofreces los sueños.
Quédate. 
No me importa cuánto ni cómo.
No me importa la razón, ni el juicio.
Quédate en el camino q nos lleva 
al corazón de ambos.
Quédate estrechando
la nostalgia de lo q hemos hecho,
la perdida creación q da aliento a nuestros cuerpos.
Quédate más q nadie, 
más q nada.
Ni el aire, 
ni la muerte q me acecha.
Quédate junto a mí, mi amor,
Tengo frío... Es muy tarde.


Quédate conmigo, 
serena,
calmada como un atardecer de nubes y de besos.
Cercana a mi espíritu y mi pecho,
como la joven primavera q ahora nos envuelve.
Quédate junto a mis dichas y mis desvelos,
junto a mis dudas, 
junto a mis besos y mis abrazos.
Que la mañana nos devora, y nos aleja;
q la mañana es el tiempo, 
q la sonrisa de tu cuerpo es un efímero regalo. 
Que tú me perteneces, 
y q yo te extraño. 
Que ya no quedan dudas q interponer,
para el roce, ni la locura. 
Que te amo.


Está la verdad tan cerca, 
q ya te siento. 
Que me batallan las noches cuando duermes. 
Que me apresuran los minutos a deshacerte,
rosa de tu alma,
joya de mi deseo.
Que te codicio, 
q te construyo,
catedral de mi consuelo.
Que te persigo, 
cuando te vas llevando ocasos en tus ojos
a recorrer el mundo cotidiano de la vida.


Tú me sorprendes, 
con el misterio de tu sencillez enorme.
Tú me das fuerzas 
cuando se me quiebra la palabra 
y aparece la desdicha.
Eres mi fe y mi baluarte,
mi general y mi sentencia,
la tranquilidad de mi corazón,
la fragilidad de mis horas
cuando pasan los minutos.
Si acaso te marcharas, 
cómo no fuera mi mentira,
cómo no fuera.
Cómo no existiera el orbe infinito del poema,
cómo no existiera;
Como no amaras,
morirían los árboles y la tierra q alimentas,
morirían las lunas y los soles,
morirían si no amaras. 
Desplegarían sus voces las montañas, 
y recorrerían los ríos la pena de los hombres.
Si acaso te marcharas,
olvidarías q te quise. 
Olvidarías,
más promesas q palabras,
la confianza del mañana.
Por tanto,
no hay lugar para la huida de mis ojos,
ni escondite para tu boca de mis besos.
No hay tanta luz para dar sentido a este mundo 
q la de tu pecho, 
q me yergue entre todos y todo;
Que lo imposible es el contenido más certero
para llamarte día a día. 
Que te quiero. 
Que me encuentro más pequeño 
cada vez q te me ofreces.
Que me ofreces la vida,
que me ofreces los sueños.
Quédate. 
No me importa cuánto ni cómo.
No me importa la razón, ni el juicio.
Quédate en el camino q nos lleva 
al corazón de ambos.
Quédate estrechando
la nostalgia de lo q hemos hecho,
la perdida creación q da aliento a nuestros cuerpos.
Quédate más q nadie, 
más q nada.
Ni el aire, 
ni la muerte q me acecha.
Quédate junto a mí, mi amor,
Tengo frío... Es muy tarde.


Quédate conmigo, 
serena,
calmada como un atardecer de nubes y de besos.
Cercana a mi espíritu y mi pecho,
como la joven primavera q ahora nos envuelve.
Quédate junto a mis dichas y mis desvelos,
junto a mis dudas, 
junto a mis besos y mis abrazos.
Que la mañana nos devora, y nos aleja;
q la mañana es el tiempo, 
q la sonrisa de tu cuerpo es un efímero regalo. 
Que tú me perteneces, 
y q yo te extraño. 
Que ya no quedan dudas q interponer,
para el roce, ni la locura. 
Que te amo.


Está la verdad tan cerca, 
q ya te siento. 
Que me batallan las noches cuando duermes. 
Que me apresuran los minutos a deshacerte,
rosa de tu alma,
joya de mi deseo.
Que te codicio, 
q te construyo,
catedral de mi consuelo.
Que te persigo, 
cuando te vas llevando ocasos en tus ojos
a recorrer el mundo cotidiano de la vida.


Tú me sorprendes, 
con el misterio de tu sencillez enorme.
Tú me das fuerzas 
cuando se me quiebra la palabra 
y aparece la desdicha.
Eres mi fe y mi baluarte,
mi general y mi sentencia,
la tranquilidad de mi corazón,
la fragilidad de mis horas
cuando pasan los minutos.
Si acaso te marcharas, 
cómo no fuera mi mentira,
cómo no fuera.
Cómo no existiera el orbe infinito del poema,
cómo no existiera;
Como no amaras,
morirían los árboles y la tierra q alimentas,
morirían las lunas y los soles,
morirían si no amaras. 
Desplegarían sus voces las montañas, 
y recorrerían los ríos la pena de los hombres. Si acaso te marcharas,
olvidarías q te quise. 
Olvidarías,
más promesas q palabras,
la confianza del mañana.
Por tanto,
no hay lugar para la huida de mis ojos,
ni escondite para tu boca de mis besos.
No hay tanta luz para dar sentido a este mundo 
q la de tu pecho, 
q me yergue entre todos y todo;
Que lo imposible es el contenido más certero
para llamarte día a día. 
Que te quiero. 
Que me encuentro más pequeño 
cada vez q te me ofreces.
Que me ofreces la vida,
que me ofreces los sueños.
Quédate. 
No me importa cuánto ni cómo.
No me importa la razón, ni el juicio.
Quédate en el camino q nos lleva 
al corazón de ambos.
Quédate estrechando
la nostalgia de lo q hemos hecho,
la perdida creación q da aliento a nuestros cuerpos.
Quédate más q nadie, 
más q nada.
Ni el aire, 
ni la muerte q me acecha.
Quédate junto a mí, mi amor,


Tengo frío... Es muy tarde.


Rectifico, no me gustan los vídeos que veo del Youtube así que busco unas canciones y hago un montaje, ¿os parece?


Oyes, pos me ha quedao medio guapo creo.


Es lo que pasa por hacer que haga las cosas a mi bola, se siente.


Hice lo que pude.











Comentarios

  1. Pues la canción es preciosa de Marc Antoni no? el montaje te ha quedado muy chulo y muy sentido, la poesía es muy bella, es un canto al amor que tiene dificultades, que no puede estar juntos, me gusta mucho, sea quien sea el anónimo, felicidades y sigue escribiendo que se te dá la mar de bien. Besitos.Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo es anónima, pero no sé.
      A ver si salta alguna vez a la palestra...

      Eliminar
  2. Oleee Dany, el vídeo te quedo fantástico que bonito, y las fotos genial buscadas para el pedazo poema que hizo el anónimo, porque supongo que será chico, aunque no se si se identifico la verdad... porque lo mismo es una mujer, esta vez no dijo de ir dirigido para nadie.

    El poema también es precioso... pensé que era una canción, como se repetía jejejeje, torpe soy para esto de los poemas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm, Tamara, Anónimo no hace los poemas para él solo creo....
      No sé, o anónima.

      Hice lo que pude, me debió pasar también las fotos para el montaje, no lo voy a hacer yo solo, grrr

      Eliminar
  3. cuanto amor hay en esas letras...

    ainssssss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Recuerda darnos un +1 y comentarnos, nos haces seguir adelante.

Entradas populares de este blog

Tutorial. Memories on tv. Edición de vídeo. Ponerlo en castellano.

¿Qué es el artículo 13 que la Unión Europea quiere implantarnos?

Humor de martes. De pechos va la cosa y de............. trabajo